Carmen Martín: «Si no tienes hambre por ganar no vienes a la selección»

Carmen Martín: «Si no tienes hambre por ganar no vienes a la selección»

«Si no tienes hambre por ganar no vienes a la selección. Aquí viene todo el mundo con la mente puesta en hacerlo lo mejor posible, a darlo todo, a vaciarte y a dejarse el alma en la pista», señaló con firmeza Carmen Martín en una entrevista a Europa Press.

El 1 de diciembre comienza el Mundial Femenino de Balonmano, que se disputará en cuatro sedes españolas: Granollers, Lliria, Castellón y Torrevieja. Y es que celebrar este campeonato en España no genera presión en la selección, sino «todo lo contrario».

«Estamos supermotivadas porque el Mundial sea en España y tener la oportunidad de tener todo el apoyo de nuestra gente y aficionados, en Cataluña y la Comunidad Valenciana, lugares bien elegidos para tener afición. No es presión, es todo lo contrario, hay que disfrutar y pasárselo bien, así es como salen las cosas mejor», aseveró la almeriense que no se atreve a decir si están entre las favoritas porque «el nivel está muy cercano» en una cita para la que pide «estar muy concentradas todos los días».

Para afrontar los retos que supone un Mundial, Carmen Martín, plata en los Europeos de 2008 y 2014 y bronce en el Mundial de 2011 y los Juegos de 2012, y que se perdió la plata mundialista de 2019 por lesión, explicó cuáles son los puntos fuertes de esta selección. «El espíritu, la ilusión que hay y que a nivel defensivo somos un equipo que puede dar la tabarra a cualquiera. Tenemos que partir siempre desde esa línea», insistió la extremo.

«El grupo ahora es muy diferente. Antes teníamos a gente más madura, con más kilómetros. Ahora tenemos gente muy joven, dentro de un cambio de ciclo, con gente de aquella generación que siguen próximas al equipo. Las chicas tienen la oportunidad de mirarlas y decir: ‘quiero ser así, quiero llegar a lo mismo’», manifestó sobre la evolución del grupo desde que ella, con 17 años, debutó internacionalmente.

«TENGO MUCHAS GANAS DE QUE VENGAMOS CON LA GARRA QUE NOS REPRESENTA»

Carmen Martín es la única jugadora convocado superviviente de la plata histórica en el Europeo de Macedonia 2008, por lo que ha vivido un proceso que le produce «felicidad». «Antes no teníamos todos los recursos que tenemos ahora, no teníamos toda la atención de los medios», recalcó.

«Todo ha cambiado muchísimo, prácticamente nadie supo que éramos subcampeonas de Europa, un hecho histórico para la Federación. Veo con felicidad que vamos progresando y nos vamos acercando cada vez más a lo que deberíamos haber tenido desde hace tiempo», celebró afirmando con seguridad que «quedan ‘Guerreras’ para rato».

La de Roquetas de Mar cree que el ciclo que se inició desde ese éxito, «con la gran mayoría de la generación de ‘Guerreras’» fue «fantástico» porque tuvieron «opciones de medalla en todos los campeonatos».

«Hace un tiempo hemos tenido que hacer mucho cambio, mucha gente que se retira o que no quiere volver a venir. Al final, ese cambio requiere reemplazos, que se pueden adaptar mejor o peor, hay muchas cosas que envuelven las cosas que hacemos aquí. Yo, con Marta Mangué, tiraba 20.000 veces a portería y hoy en día tiramos menos porque tenemos otro estilo de juego», recordó la andaluza.

Ahora, en un nuevo reto con la selección, esperan resarcirse de sus actuaciones en los Juegos de Tokio y el último Europeo. «Tengo muchas ganas de que vengamos todas con el carácter luchador y la garra que nos representa, de poder darlo todo. Estoy segura de que si el equipo tiene buen rollo y se trabaja bien, como estamos haciendo, vamos a tener oportunidades de muchas cosas», expresó.

«Mentalmente siempre es un problema cuando no llegas a conseguir los objetivos que te tienen marcados, es difícil, pero estamos en un momento diferente a Tokio y al Europeo, ahora es otro Mundial, una nueva oportunidad para seguir trabajando y tener una nueva ilusión de ‘se puede’», remarcó Martín.

«NOSOTRAS NO DECIDIMOS SOBRE EL SELECCIONADOR»

Por otro lado, no quiso entrar a valorar la decisión de cambiar de seleccionador solo tres meses antes del Mundial con la marcha de Carlos Viver y la llegada de su segundo, José Ignacio Prades. «No puedo decir si era lo que necesitaba la selección. Son decisiones que van en otros sectores, nosotras no participamos de ellas, venimos a jugar nos mande una persona u otra. La gente de la directiva es la que puede dar una explicación», afirmó.

«Ahora hacemos entrenamientos más selectivos en cuanto a posiciones y zonas, antes lo hacíamos de forma más generalizada dentro del campo. Más o menos es lo mismo, al final el balonmano está inventado ya, no vas a sacar cosas completamente diferentes», respondió sobre la forma de entrenar del nuevo seleccionador.

Martín tampoco valoró ausencias de la lista como la de Nerea Pena y dejó claro cuál es su papel en el equipo. «Quien formaliza la lista es el seleccionador. A partir de ahí, tenemos que trabajar en la mejor de las direcciones y con toda la predisposición posible», reconoció.

A pesar de sus 33 años, Carmen Martín vive un «buen momento» físico y confía en «seguir dando mucho al equipo». «Solo hemos tenido dos entrenamientos y medio en pista, pero ya se ven detalles llamativos de calidad, de que las cosas van bien y estamos caminando en el buen sentido», indicó antes de afrontar el Torneo Internacional de España de balonmano que permitirá ver «dónde está el nivel del equipo».

NO PIENSA EN RETIRARSE

El próximo Mundial que se celebrará en España es su reto más cercano y Martín espera que no sea su último gran torneo con el combinado nacional. «Eso no lo sé, no lo decido yo. Todavía no me lo he planteado, estoy muy contenta, me siento muy orgullosa de formar parte de otro Mundial. Sólo quiero hacerlo lo mejor posible para el grupo y para mí», confesó.

«Tu forma de jugar cambia según tus dolores. Cuando tenía 17 no tenía dolor, pero los kilómetros te provocan lesiones, que te duelan las cosas. No es fácil, pero te toca adaptarse, no te queda otra si quieres hacer lo que te gusta», sentenció la extremo.

Deja una respuesta