Javi Sagrera, hijo de Mónica Pont y promesa del automovilismo español : «Correr en la Fórmula 3 británica ha sido la experiencia más enriquecedora de mi vida»

Javi Sagrera, hijo de Mónica Pont y promesa del automovilismo español : «Correr en la Fórmula 3 británica ha sido la experiencia más enriquecedora de mi vida»

La actriz Mónica Pont, haciendo alarde de una tradición entre las ‘celebrities’ que ha ido pasando a mejor vida estos últimos años, ha presentado en sociedad a su hijo Javier, de 19 años, fruto de su relación con el empresario Javier Sagrera. En una entrevista adelantada por la revista ¡HOLA!, el joven piloto ha tomado la voz cantante, y ha hablado de su experiencia en el mundo del motor, su estancia en Inglaterra, y su principal objetivo, llegar a la cumbre del automovilismo mundial, la Fórmula 1.

Javier Sagrera lleva soñando con alcanzar la categoría reina del automovilismo desde que tenía «nueve añitos», como él mismo ha reconocido. De hecho, dejó sus estudios cuando aún era menor de edad para dedicarse a tiempo completo a ello, con tan solo 16 años. Es cierto que llevaba ya dos años compitiendo en la F4 española, en el equipo MOL, pero su salto a Reino Unido supuso un antes y un después: «Irme solo a correr en la Fórmula 3 británica ha sido la experiencia más enriquecedora de mi vida«.

Una valiente y firme decisión en la que emprendió «un viaje solo y sin fecha de regreso» que le ha ayudado a crecer profesional y personalmente, después de haber viajado y haber vivido en el extranjero completamente solo a su edad: «He aprendido a cuidar de mí mismo sin tener al lado a mi familia». Aun así, Sagrera reconoce en la entrevista que ha atravesado momentos muy complicados, sobre todo por sus problemas nutricionales y el hecho de haberse perdido «una gran etapa» de su adolescencia, totalmente distinta a la de cualquier chaval de su edad.

A pesar de ello, Javier siempre ha tenido claro cuál era su verdadera pasión y su auténtico objetivo. Su sueño siempre ha estado presente en su vida, ya que su familia, como reconoce su madre, siempre ha sido «muy aficionada al mundo de la gasolina». No en vano, su padre «fue piloto de rallies y compañero de escudería de Carlos Sainz», como relata su progenitora.

«Empezó realmente cuando un día fui a un circuito de karting en la Costa Brava, donde vive mi familia. Yo tenía nueve años y, al verme pilotar, el propietario me preguntó si querría dedicarme profesionalmente a ello«, explica Javier Sagrera sobre sus orígenes en el automovilismo y el principio de una pasión incombustible, que le ha llevado a disputar en 2023 su tercera campaña en el GB3 Championship.

Mónica Pont detalla también que se le «congeló el corazón» cuando su hijo le confesó cuál era su futuro profesional. Sin embargo, reconoce que únicamente tenía dos opciones: «Sufrir el resto de mi vida o disfrutar y apoyarle». Como es lógico, la intérprete apostó por lo segundo porque, tal y como ella confiesa, no le quedó más remedio y era consciente de que, por mucho que ella padeciera, su hijo iba a seguir corriendo. De hecho, ahora admite que le tranquiliza enormemente que su hijo haya salido tan responsable gracias al deporte: «No sale de noche, no bebe, no fuma, y se que no va a hacer ninguna tontería».

La intérprete, que vive a kilómetros de distancia de su hijo entre México y Los Ángeles desde antes de que estallara la pandemia, asegura que estos dos últimos años que ha pasado solo en Londres le han hecho «madurar»: «Solemos hacer una videoconferencia una vez a la semana. Recuerdo que me hizo mucha gracia verlo por primera vez en su casita inglesa, con su habitación y su baño muy ordenados, haciendo la colada y cocinando, cosas que no había hecho nunca antes. Ahí fue cuando me dije: ‘Está yendo bien’. Al fin y al cabo, no hay mejor universidad que la vida misma y es en la que está formándose mi hijo».

Deja una respuesta