Las ONG piden a los patrocinadores del Mundial que presionen al Gobierno de Qatar para que indemnicen a los trabajadores

Las ONG piden a los patrocinadores del Mundial que presionen al Gobierno de Qatar para que indemnicen a los trabajadores

Varias ONG internacionales pidieron este martes a los patrocinadores del Mundial de Qatar 2022 y socios corporativos de la FIFA que presionen a esta y al Gobierno qatarí para que indemnicen a los trabajadores inmigrantes y sus familias que murieron, resultaron heridos o sufrieron abusos durante los preparativos del torneo.

«Las marcas compran derechos para patrocinar la Copa del Mundo porque quieren ser asociadas a la diversión, la competencia justa y proezas humanas espectaculares en el campo de juego, no al robo desenfrenado de salarios y las muertes de los trabajadores que la hicieron posible», dijo en un comunicado la directora de iniciativas globales de Human Rights Watch (HRW), Minky Worden.

HRW, Amnistía Internacional y FairSquare, que han estado investigando abusos y violaciones de derechos humanos de esos trabajadores, escribieron en julio a 14 empresas patrocinadoras del Mundial y socias de la FIFA instándoles a pedir a la FIFA una reparación para las víctimas de esas prácticas.

Desde entonces, solo cuatro de esas firmas, (AB InBev/Budweiser, Adidas, Coca-Cola y McDonalds) respondieron a ese llamamiento manifestando su apoyo a una compensación financiera.

Sin embargo, según el comunicado, Visa, Hyundai-Kia, Wanda Group, Qatar Energy, Qatar Airways, Vivo, Hisense, Mengniu, Crypto y Byju’s «no han respondido a las solicitudes para discutir los abusos relacionados con el torneo».

HRW indicó también que las federaciones nacionales de fútbol deberían usar su considerable influencia para presionar a la FIFA y a las autoridades qataríes en este sentido.

Los inmigrantes en Qatar, en su mayoría de países asiáticos, representan un 95 % de la fuerza laboral y varias ONG internacionales han denunciado abusos que van desde impago de salarios, horas excesivas de trabajo o restricciones de viaje hasta lesiones e incluso muerte por accidentes laborales sin compensación, entre otros.

Estas organizaciones han celebrado que Qatar haya aprobado algunas reformas en favor de estos empleados, pero, indica Human Rights Watch en su comunicado, «todavía persisten graves abusos laborales en todo el país y los abusos pasados no han sido reparados adecuadamente».

El pasado mayo, varias de ellas pidieron la creación de un fondo de ayuda a estos trabajadores con una suma equivalente a los 440 millones de dólares que dedicará el Mundial a premios para los competidores.

Deja una respuesta